Cada día somos más lo que usamos un edredón nórdico en nuestra cama, pero con el final del invierno y la llegada de los primeros días de calor tomamos la decisión de recoger nuestro querido edredón y guardarlo hasta la llegada del próximo invierno. Ha llegado el momento de la colcha. Y es que la colcha es suficientemente cálida para las noches frescas de primavera e incluso de verano en aquellas latitudes más frías. Además son un elemento decorativo que da un aire nuevo a nuestro dormitorio. En este post te vamos a contar todo sobre el maravilloso mundo de las colchas de cama. Y si estás en el momento de comprar colchas de cama, queremos que dispongas de toda la información necesaria para que tu decisión sea acertada.

Todavía es bastante común encontrar personas que usan la colcha exclusivamente como un elemento decorativo, siendo retirado a la hora de acostarse. Es algo bastante común con colchas de seda, pedrería y otros elementos típicos de la ornamentación. Y es que esto no es una solución práctica. Si tenemos una colcha, vamos a usarla para dormir y aprovechar todas sus ventajas, que son muchas.

En este sentido, cada día son mas las personas que “utilizan” la colcha para su descanso, sin descuidar su función ornamental, y es que ambas funciones son totalmente compatibles. Hay que tener en cuenta que la colcha perfecta para nosotros dependerá de como de “frioleros” seamos, y por supuesto, del clima de nuestra ciudad y de como de bien esté acondicionada térmicamente nuestra casa. Por lo tanto tendremos colchas más cálidas y otras más ligeras.

Cada día están más de moda las colchas “boutís”. Una variedad de colcha ligeramente acolchada, con relleno y que son magnificas tanto para otoño como para primavera. A diferencia de los edredones nórdicos que se componen de dos piezas (funda y relleno), las colchas boutís son una única pieza. Además cuentan con unos diseños muy atractivos que se adaptan al estilo de cualquier dormitorio.

Otra opción muy interesante son las colchas de algodón. Son muy ligeras. De hecho son ideales para usar en las noches frescas de verano. Debido a su mayor delgadez, se adapta perfectamente al contorno de la cama, por lo que son un elemento de decoración perfecto.

Si eres de los que le gusta cambiar de vez en cuando el estilo de tu dormitorio, con las colchas lo tienes muy fácil. Y es que hay una gran oferta de colchas reversibles con distintos diseños y colores por cada lado, por lo que tan sólo tienes que darle la vuelta y parecerás que tienes una colcha nueva perfecta para el nuevo estilo de tu dormitorio.

Si estas pensando comprar colchas de cama, ten en cuenta el tamaño que has de comprar. Piensa que la colcha ha de caer a ambos lados de la cama para que quede perfecta y además no nos desarropemos mientras dormimos. Es habitual que la caída sea aproximadamente de 40 cm. a cada lado, por lo que si tienes una cama de 135 cm. deberás comprar una colcha que mida aproximadamente 215 cm., e incluso algo más si es gruesa.

Con estos sencillos consejos, ya no tienes excusas para elegir la colcha perfecta para tu cama. Tan solo busca la que mejor se adapta a tus necesidades y al estilo de tu dormitorio. Visita nuestra tienda donde podrás encontrar una gran variedad de colchas de todos los estilos y colores, perfectas para todo tipo de dormitorio. Y si tienes un hijo pequeño, no te pierdas el completo post sobre cómo elegir la ropa de cama para tu hijo.