¿Quién no ha perdido alguna vez un tiempo muy valioso buscando a la desesperada alguna prenda de ropa interior de mujer entre una enorme montaña de ellas? Si ese es tu caso, este post te interesa, y mucho. Braguitas, sujetadores, medias,…todo lo solemos tener amontonado, y así no hay quien se aclare. Incluso habrá prendas en el fondo del cajón que olvides que las tienes ahí. En este post te vamos a dar unos sencillos consejos para que a partir de ahora tengas toda tu ropa interior perfectamente ordenada, evitándote más de un quebradero de cabeza.

A la hora de guardar nuestras prendas de ropa interior de mujer nuestro objetivo principal es tenerlo todo perfectamente localizable, pero además pretendemos proteger estas prendas tan delicadas e intentar que no ocupen mucho espacio.

Vamos a empezar por los sujetadores. Lo más habitual (que no lo mejor) es tenerlos amontonados en un cajón. Si ese es tu caso, la mejor manera de hacerlo es siempre doblados a la mitad, y de manera individual, sin solaparse unos con otros. Así conseguirás que al abrir el cajón los tengas todos a la vista y puedas elegir rápidamente el mejor sujetador para cada ocasión.

Otra manera de hacerlo, con la que además ahorrarás espacio es encajarlos unos dentro de otros, de manera que se vea un poco de cada uno de ellos. Así, si tienes un número elevado de sujetadores, podrás tenerlos todos mejor ordenados y a la vista para cuando necesites cada uno.

Si no dispones de espacio suficiente en los cajones de tu dormitorio, una alternativa fantástica que además resulta muy “cool” es colocarlos en una percha en el ropero (dentro, o detrás de la puerta), haciendo una cadena, uno encima del otro, colgados todos de la misma percha. Es la mejor manera para tenerlos todos perfectamente controlados.

¿Pero que pasa con las braguitas? Ningún problemas, es incluso más sencillo. La manera perfecta de guardar tus braguitas en un cajón es hacerlo dentro de una caja de cartón, en la que previamente hemos hecho múltiples divisiones, de manera que en cada compartimento podamos introducir una prenda, o incluso varias prendas perfectamente dobladas y de modo que todas ellas sean visibles con el simple hecho de abrir el cajón. Si quieres algo más “profesional” y duradero, tan solo tienes que buscar alguno de los muchos organizadores que hay en el mercado y que están especialmente diseñados para esto. Los hay incluso de tela, que son perfectos para guardar una prenda tan delicada.

Por último, no podemos olvidar otra de las prendas estrella dentro de la ropa interior de mujer. Las medias o pantys. Se trata de una prenda especialmente delicada, que si no la guardas con sumo cuidado, puedes encontrarte alguna que otra “carrera” en ella. En este caso podemos optar por la misma solución de las braguitas, es decir, utilizar organizadores de tela dentro del cajón. Un truco muy sencillo consiste en meter cada par de medias en una bolsita con zip, de las de guardar alimentos. Al ser transparentes, serán totalmente visibles, y además estarán perfectamente protegidas ante cualquier roce o enganchón que pueda arruinar nuestra prenda.

Verás que tener la ropa interior de mujer bien ordenada en casa no es imposible. Al contrario, siguiendo estos sencillos consejos y prácticamente sin gastar un euro, detrás toda tu ropa interior perfectamente ordenada y a mano para cualquier ocasión. No dudes en visitar nuestra tienda web y descubrirás las últimas tendencias en ropa interior de mujer. Y si te casas pronto, no olvides visitar nuestro reciente post sobre la mejor lencería para novias.